El destete natural

Estoy suscrita a la lista de correo de Fedalma, la Federación Española de Asociaciones pro Lactancia Materna, y una de las últimas publicaciones de su web ha sido esta entrevista a Naomi Aldort, asesora familiar, escritora y conferenciante. Me ha dejado perpleja y, como todo lo que me deja en ese estado me produce una necesidad voraz de investigar, aprender y pensar por mí misma, aquí tenéis el resultado.

Soy una enamorada de la lactancia materna, que disfruto desde hace dos años, pero sobre todo soy una enamorada de la libertad, de la capacidad de las mujeres de tomar decisiones libres, informadas y responsables. Por eso, creo que es importante dudar, “loada sea la duda”, que decía Berthold Brecht, para construirnos cada una nuestro propio camino. Creo que las madres deben hacer lo que su conciencia y sus posibilidades les permitan, porque tan natural es que el bebé quiera seguir mamando como que la madre quiera dejar de dar de mamar en algún momento. De hecho, en el reino animal esto tiene un nombre: conflicto del destete (weaning conflict, en inglés). En algunas especies el destete es más conflictivo que en otras, como veremos después, pero lo que no se puede negar es que el destete dirigido por las hembras mamíferas es totalmente natural, y muchas veces está ligado a una nueva gestación.

Dice Naomi Aldort:

“Desde tu experiencia personal, ¿cómo transmites la importancia de la lactancia en niños mayores de dos años?

Todavía no he conocido a ningún niño de 2 años que en condiciones naturales quiera dejar de mamar. También observo que cuando las madres se sienten libres para seguir el dictado de sus corazones, ellas tampoco quieren pasar por el dolor de forzar a un niño a dejar de mamar, ni quieren perder esa experiencia de vínculo mágico.

(…)

La naturaleza no comete errores. Lleva perfeccionándose durante millones de años para darnos el sistema óptimo de cuidar a un niño. Las elecciones primitivas de un niño son las mejores. El niño tiene razón porque la naturaleza no mete la pata y no necesita que luchemos contra ella.”

Y después de leer esto me pregunto, pero, ¿cómo ocurre el fenómeno del destete entre los animales mamíferos y, mejor aún, en los primates, es decir, en la Naturaleza? ¿Por qué Naomi Aldort no considera natural que la madre desee en algún momento iniciar el destete? ¿Por qué considera que el inicio del destete por parte de la madre es luchar contra la Naturaleza, cuando la realidad mamífera es precisamente la contraria? ¿Por qué ese tono melodramático hacia un proceso fisiológico normal, tanto si es iniciado por la madre como si no lo es? ¿En qué se basa para decir que las elecciones del niño son “mejores” que las de su madre, cuando además está hablando de destetes a partir de los dos años?

396px-Chimpanzee_mother_with_baby

Mmmm… Veamos qué ocurre en la Naturaleza:

Perras

http://www.conciencia-animal.cl/paginas/temas/temas.php?d=1004

“Al principio la perra estará con sus hijos casi todo el tiempo, y se irá creando en la camada el sentido de grupo social. Después, a las 3 ó 4 semanas, la madre comenzará a dejarlos solos cada vez más tiempo, y los momentos de lactancia serán menos. A medida que vaya transcurriendo el tiempo y los días, la perra se mostrará cada vez más arisca con sus hijos, y á estos les será más difícil mamar. A las 5 semanas, si un jovenzuelo intenta alimentarse de ella, la perra le gruñirá y le hará como si lo fuera a morder, pero sólo será un amago, porque ello nunca llegará a suceder.”

Gatas

http://gatos.about.com/od/Sexualidad/f/El-Destete-O-Separacion-Del-Gatito.htm

“Se conoce como el destete a la etapa de transición en la que el gatito deja de tomar leche de su madre y comienza a comer alimentos sólidos preparándose así para su independencia. Mamá gata es quien domina el proceso cuando comienza a rechazar el darle leche al gatito para así obligarlo a aprender a buscar su comida.”

Yeguas

http://www.naturalhipic.com/centro/el-destete-doma-natural/

“Las yeguas que viven en libertad destetan a sus potros cuando se aproxima el final de la siguiente gestación. No todas las yeguas destetan a sus potros en un mismo momento, pero normalmente lo hacen aproximadamente al décimo mes de su gestación. La madre no le dejara mamar a su potro dándole una pequeña coz cuando lo intente, y así el potro progresivamente dejara de intentarlo, pasando a alimentarse únicamente de pasto.”

Elefantas

Tomado y traducido de “Mammals of Africa”:

http://books.google.es/books?id=B_07noCPc4kC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false

Pg. 192: “Las crías de elefante suelen dejar de mamar cuando la siguiente cría nace, y la examinación de elefantas en Kruger N. P. mostró que la mayor parte mama constantemente (Smuts 1975, I Whyte pers. obs.). Como resultado, el destete es un proceso extenso y suave (Lee and Moss 1986). Hay diferencias sutiles entre los sexos de las crías en el destete, donde se permite a los hijos mamar en cuanto emitan una protesta vocal, mientras que las madres son un poco menos tolerantes con las hijas. Teniendo en cuenta que el período entre partos en Kruger NP se calculó a los 3 años y 8 meses (2001a Whayte), esto también representa la media de edad del destete. En los casos en que se prorroga el período entre partos, la edad al destete probablemente se ampliará en consecuencia.”

Cabras

Sobre la especie de cabra “ammotragus lervia”, en el mismo libro, pg 598:

“El conflicto madre-cría durante el destete ha sido investigado. Parece haber un cese progresivo de la lactancia, sin los conflictos de comportamiento que surgen entre la madre y los hijos, salvo cuando se reanuda la actividad sexual antes de que el destete haya tenido lugar (Cassinello 1997a).”

Monas babuinas

http://www-personal.umich.edu/~phyl/anthro/conflict.html

El conflicto del destete
Piensa como en la primera etapa, la madre mantiene la proximidad hacia su cría, la sigue, evita que se separe, e inicia la mayor parte de las tomas de lactancia. En la segunda etapa, la cría pasa a ser más independiente e inicia la mayor parte de las tomas. En la última etapa, la madre acalla los esfuerzos para mantener el contacto, y deja de querer amamantar. En esta última etapa, la madre empezará a rechazar al niño, primero suavemente y después de forma más contundente. El niño pasará mucho tiempo gimoteando y llorando. Trivers dijo una vez que si quieres encontrar babuinos por la mañana, escucha el sonido de una cría destetándose; llantos y rabietas.

Gorilas

Tomado de “Gorilas de Montaña: Tres Décadas de Investigación en Karisoke”:

“El desarrollo de la independencia nutricional observado en el presente estudio sugiere dos posibles estrategias de destete en los gorilas de montaña. Habitualmente, el destete en los gorilas ha sido considerado como un proceso suave, gradual (Stewart, 1981), justificado aquí por los lactantes que seguían con la succión a los 40 meses y por la falta de un aumento aparente de lloriqueos, como los que se ven en babuinos y macacos rhesus (Altmann, 1980; Collinge, 1987), o en los cerdos que gruñen durante el período de destete. Sólo en un recién nacido (Um) se observaron berrinches, un comportamiento que es a veces (Fossey, 1979), aunque no es común (Stewart, 1981), visto en los gorilas, como es el caso de los chimpancés en estado salvaje (Clark, 1977). En los chimpancés, la lactancia se prolonga durante 4-5 años, pero el destete comienza en el segundo año de vida, con rechazos intensificados con el tiempo. La naturaleza más cohesionada de los grupos de gorilas, con muchas distracciones presentes en la forma de constante disponibilidad de un número de compañeros de juego y el espaldaplateada dominante (Stewart, en este volumen), pueden contribuir al conflicto menos intenso que se ha visto entre la madre y la cría.”

Chimpancés de la costa oriental del Lago Tanganyika (Tanzania)

Tomado del libro “Los chimpancés de la orilla del lago
Historia Natural y Cultura de Mahale” (a partir de la página 98). Los chimpancés suelen estar completamente destetados a los 5 años:

“En un sentido estricto, el destete, literalmente, significa negar el acceso al pezón; es un proceso bien definido. Sobre el momento en el que el bebé cumple cuatro años de edad, el destete se inicia y se detiene en los siguientes meses. El comienzo del destete puede comenzar cuando la cría es joven, por ejemplo, Sylvie fue destetada a la edad de tres años.

Una madre asume sutil o abiertamente posiciones en las que su descendencia tiene dificultades para acceder a sus pezones. Los patrones de rechazo de la madre hacia su cría varían de individuo a individuo. Puede directamente tomar al bebé de su pecho, bloquear el acceso a su pecho con su brazo, o acostarse boca abajo en el suelo. Las primeras veces que la madre niega su pezón al lactante, sólo gime (vocalizando disgusto), pero cuanto más estricta se pone, más se intensifica la resistencia.

Una cría que protesta saldrá corriendo desde la madre, emitirá gritos de malestar, rodará por el suelo, golpeará su cabeza contra el suelo, y lanzará un ataque. Con el tiempo, la madre casi siempre da paso a las demandas del bebé.”

Más sobre chimpancés

Del libro “Parenting for Primates”:

“La mayoría de las madres chimpancés son suaves y tolerantes con sus crías mayores durante el destete. En lugar de amenazar directamente a sus crías, elijen el camino de menor resistencia; distraen o empujan lejos suavemente a sus jóvenes, o cubren sus pechos. Las madres chimpancé cuidan pacientemente a sus crías u ofrecen otras formas de contacto corporal calmante. Por ejemplo, a los jóvenes chimpancés se les permite chupar el labio inferior de su madre, el oído o la piel, o enterrar la cabeza en su axila, pero este contacto es condicional: para recibirlo, el joven debe mantener la cabeza alejada de los pechos de su madre.”

Y para casi terminar este repaso por el mundo animal copio un fragmento de este interesante artículo de una revista científica veterinaria:

Rompiendo el vínculo madre-cría: el destete natural y el conflicto madre-hijos (http://www.actavetscand.com/content/53/1/28):

“En condiciones naturales, el destete implica la disminución gradual de la producción de leche de la madre, y un aumento concomitante de la ingesta de alimentos sólidos por la cría, que es acompañada por una reducción gradual del vínculo maternofilial [54]. La relación entre la madre y su descendencia en los mamíferos puede dividirse esquemáticamente en tres etapas: durante los primeros meses de vida la hembra busca e inicia el contacto con las crías; después, la cría será la responsable de la mayor parte de las tomas de lactancia y del contacto social y, por último, la hembra empieza a rechazar algunos intentos de mamar hasta que se detiene de forma permanente [14]. En el ganado vacuno, el proceso de destete puede ir acompañado de un aumento de la agresividad de la madre hacia su joven [18].

En varias especies, tales como ovejas, caballos, cerdos y bisontes, hay una reducción gradual y lenta de la atención materna y del amamantamiento durante el destete natural; por ejemplo, la hembra produce menos leche, inicia un menor número de tomas y termina más, y hace que la succión sea más costosa para los crías, lo que obliga a buscar otros alimentos [ 21]. (…) Desde este punto se produce una reducción gradual de la producción de leche y la atención materna, lo que permite más energía para un nuevo ciclo reproductivo; en el proceso, ella comienza a evitar las solicitudes de atención de las crías. Por el contrario, debido a la gran ventaja que las crías obtienen de la leche, tratarán de extender la lactancia materna y el cuidado por el tiempo que sea posible. Este proceso se conoce como el conflicto materno-filial [14].”

Voy a terminar con algunas matizaciones. Incluso en primatología hay teorías que promueven otras explicaciones alternativas en referencia al supuesto “conflicto de intereses” del destete. Uno de estos estudios es “Conflicto padre-cría y madre-cría en los primates”. En él se analizan las hipótesis de Altman en las que los rechazos de la madre se interpretan como formas de condicionar a la cría y enseñarle el momento adecuado para mamar, no para forzar su independencia o negar el pecho per sé. Si he entendido bien, lo que dice esta autora es que el compromiso y la cooperación son otras formas alternativas de resolver los conflictos, es decir, negociaciones y aprendizaje mutuo. Un ejemplo de todo esto sería cuando las monas rechazan dar de mamar a su bebé cuando están comiendo. Ahí estarían negociando los horarios de las tomas, no negándolas todas.

Esto es lo que sucede en el destete natural de los mamíferos, es decir, es bastante natural que la madre inicie el destete, no que deje que se desteten solos. Ahora bien, los humanos somos diferentes porque tenemos, en teoría, mayor libertad de elección. Por tanto, las madres podemos hacer un destete pasivo (que sea el niño el que se destete) o bien hacer como la mayor parte de las mamíferas y destetar iniciando el proceso nosotras, negociando, limitando tomas, distrayendo o, finalmente, negando tomas.

La decisión de destetar a un hijo o de prolongar la lactancia, una vez que ha pasado el periodo inicial, es una relación de dos que pertenece al ámbito de las decisiones personales*. Esos dos seres, madre e hijo, son los únicos que pueden decidir si quieren seguir, parar o reducir la lactancia y, si me apuráis, si uno de los dos no está de acuerdo, es la madre la que tiene la última palabra para destetar o no hacerlo. No hay ninguna necesidad de buscar apoyo en lo “natural” o en la “Naturaleza”. Es su decisión y punto.

Si una mujer quiere amamantar hasta que su hijo se destete por sí mismo tiene toda la legitimidad del mundo, porque se trata de su vida. Y si una mujer quiere destetar de forma activa en otro momento, tampoco necesita la aprobación de terceros.

La respuesta a la pregunta de la entrevista se podría haber contestado de muchas formas distintas. Por ejemplo, una lactancia de más de dos años en la sociedad occidental actual se puede mantener por placer, por salud, por inercia, por comodidad, por querer destetar pero no saber cómo hacerlo… ¡Somos tan diversas!

Argumentos a favor de una lactancia larga y durante años hay muchos y tampoco tienen que ver con los esgrimidos por Naomi Aldort, de tratar de evitar a toda costa el conflicto del destete. Amamantar es una experiencia muy sana para los niños (sigue aportando amor, nutrientes y defensas hasta el final), pero también para las mujeres. De hecho, se calcula que cada año de lactancia el riesgo de cáncer de mama podría reducirse en un 4,3%.  Por todo ello, en sociedades como la nuestra, en las que tenemos tan poquitos hijos y los tenemos tan tarde, la lactancia durante años tiene mucho que aportar a la salud de las mujeres: desde la amenorrea (falta de menstruación) a la reducción de los cánceres típicamente femeninos. Es la mujer la que debe elegir su camino porque no todo vale para todo el mundo y nuestras circunstancias vitales son muy diferentes.

Así que mujeres, no necesitamos la autorización moral de nadie para valorar nuestras decisiones personales, mucho menos cuando no se aportan argumentos o se traen a colación algunos con muy poca base real. Solamente necesitamos información veraz, apoyo y libertad para poder tomarlas. Y muchas dosis de empatía.

*MATIZO: Yo siempre quise amamantar pero respetaré tu derecho a no hacerlo, a no quererlo, a que no te guste, a que no hayas podido amamantar por el motivo que sea. Considero violencia obstétrica cualquier tipo de presión por parte de profesionales para amamantar que sobrepase la mera información para decidir y una falta de respeto hacer cualquier tipo de comentario no solicitado sobre el tema. Las circunstancias son muy diversas y en el mundo actual la lactancia no siempre es lo mejor para cada pareja madre-bebé. Como dice Michel Odent, os dejo con sus palabras llenas de sabiduría, a las que añado “en redescubrir las necesidades básicas de la mujer (y del ser humano en general) en la vida familiar, en las redes de apoyo mutuo, en el ámbito laboral y en la vida en sociedad” DESPUÉS del nacimiento del bebé y muchos años más allá:

“Hoy en día la prioridad no es repetir constantemente que “El pecho es lo Mejor” (Breast is Best). Es plantearse cómo se desarrolla la capacidad de amamantar. Está en redescubrir las necesidades básicas de la mujer en el parto. Los organismos de Salud Publica deben tener en cuenta que “la lactancia empieza antes del nacimiento del bebé”.

2 pensamientos en “El destete natural

  1. Hola, gracias por recomendarme el artículo. Me ha gustado mucho, muy interesante. No creo que mi hija sea la primera ni la única niña que 2 años haya decidido dejar de mamar, pero cada niño es diferente.

    Saludos desde Budapest

  2. Tengo un hijo de casi cuatro años, y una hija de 18 meses. El niño mamó hasta los dos años, en ese momento ya estaba embarazada de la niña. Siempre dije que mamaría mientras los dos estuvieramos a gusto, y en verdad no esperaba ser yo quien decidiera terminar. Pero así fue, y me resulta muy curioso poder decir que lo más institintivo que he sentido en mi vida ha sido la necesidad de destarle. Sin duda alguna, de haber sido yo una vaca le habría dado más de una coz, me costaba mucho autocontrol el no apartarle violentamente de mi cuándo se acercaba. Puro instinto. Muy desagradable.
    Sin embargo la niña sobre los 16 meses dejó de mamar, ella no tenía con la teta esa relación de amor que tenía su hermano… quizá porque cuando estás criando con un niño de poco más de dos años reclamando atención no es facil usar el pecho como forma de consuelo. Ella la teta la usaba para comer y era más yo quien se la ofrecía que ella quien la buscaba. Le interesaban más las galletas.
    Creo que tanto uno como otro fue un proceso natural y respetado. No creo que haya que hacerse cruces ni darle vueltas porque de repente sientas rechazo hacia tu hijo y no quieres que mame: es nataural. Tampoco hay que precouparse porque un bebe de 16 meses no sienta excesivo interés por el pecho. También es natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

     

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>